Así lo confirmó el saliente director de Relaciones Institucionales del Grupo Telefónica, José Luis Rodríguez Zarco. "La compañía ya está haciendo pruebas y el servicio estará disponible en los primeros meses del próximo año", destacó.
La compañía tiene previsto invertir en el trienio 2016-2018, más de 36 mil millones de pesos, enfocados en acelerar el despliegue de la red 4G, en la extensión de la red 3G y en la ampliación de la capacidad y velocidad de la banda ancha para contener el crecimiento exponencial del tráfico de datos que caracteriza los hábitos de uso de los clientes.
"Formamos parte de una industria de capitales intensivos que requiere de fuertes y constantes inversiones para acompañar la evolución de las tecnologías y las demandas de los clientes, y es lo que hemos venido concretando durante 25 años", destacó el director de Relaciones Institucionales del Grupo Telefónica, José Luis Rodríguez Zarco, durante un encuentro realizado con motivo de fin de año.

Movistar 4G infografía.JPG
"Estamos encaminados para consolidarnos como una compañía completamente digital que conecte personas y máquinas de forma masiva de la mano de la convergencia que viene impuesta por el desarrollo tecnológico", afirmó.
Hoy, las telecomunicaciones son un insumo estratégico que genera una contribución fundamental para el desarrollo del país. Esta industria realiza un promedio anual de inversiones que oscila entre el 14 y el 20 por ciento sobre el total de los ingresos, es decir, más de 7 puntos por encima del promedio de otras industrias del mercado.

Además, en la Argentina el mercado de las TICS contribuye con casi el 4% del PBI total del país. Sólo Telefónica tributó este año $12.500 millones de pesos en concepto de impuestos -IVA incluido- y tasas municipales.
El mercado de las telecomunicaciones vive hoy una transformación que está marcada por la digitalización y Telefónica es un referente en ese proceso, contribuyendo a reducir la brecha digital y poniendo al alcance de la población las nuevas tecnologías.
Este compromiso con la evolución del sector sustentó el despliegue de la mayor red de telecomunicaciones del país, con más de 28.000 kilómetros de fibra óptica y más de 10 mil radiobases habilitadas con distintas tecnologías, en 25 años de una apuesta sólida y continua y una inversión acumulada de más de 15 mil millones de dólares.
A un año de haber encendido la primera antena 4G en el país, la compañía superó los objetivos que se planteó para el período. Certificada como la empresa con la mayor velocidad de despliegue de la Argentina y con la red más grande, Movistar cuenta con más de 2.300 radiobases, más de 1.500.000 clientes navegando en 4G, con cobertura en 17 provincias, más de 300 localidades y 25 estaciones del subte metropolitano. El 30% del consumo de datos de Capital Federal ya se da en 4G.
Por otra parte, marcó un nuevo hito en las comunicaciones al ser la primera empresa en testear una llamada de voz sobre la red 4G, a través del servicio VoLTE (voz sobre LTE), que estará a disposición de los clientes en los primeros meses de 2016. Hasta el momento, la red con esta tecnología sólo se está utilizando para el transporte de datos.
La compañía está realizando las pruebas para que en los próximos meses sea posible también entablar llamadas de voz con mayor calidad y seguridad.
"Todas estas posibilidades que nos ofrecen las nuevas tecnologías incentivan el ya explosivo crecimiento en el consumo de datos, que no permite vislumbrar un techo. Pero esta industria necesita reglas claras que fomenten las inversiones en un marco de competencia justa y que agilicen el despliegue de la infraestructura necesaria para sustentar la actual revolución digital", enfatizó Rodríguez Zarco.
"Sin duda nos esperan nuevos desafíos en los que esperamos que la articulación público-privada contribuya a desarrollar el enorme potencial de la Argentina para contarse entre los países que lideran la revolución digital. Tenemos una gran responsabilidad por delante", finalizó el directivo.
En la industria, Telefónica es la compañía con más años de operación, gestión y empleabilidad del país, lo cual se traduce en un firme compromiso con el desarrollo de las telecomunicaciones como palanca de crecimiento de todos los rubros de la economía nacional.