Al momento de elegir el outfit (o conjunto de ropa y accesorios) para la fiesta de fin de año del trabajo lo mejor es optar por uno que se adapte al tipo de celebración, al estilo personal, a la esencia de la empresa y que nos haga sentir cómodas y lindas a la vez.
Si bien es un clima festivo, no hay que olvidarse que se trata de una reunión con compañeros de trabajo, por lo que la sobriedad es siempre una buena opción. La ideal es dejar de lado las prendas demasiados cortas, muy ajustadas, escotadas o con transparencia e inclinarse por prendas clásicas y buenos accesorios para un look elegante y moderno. Las monoprendas son una gran idea.

La sobriedad es siempre una buena opción
Tip súper importante a tener en cuenta: el calzado. Elegí zapatos cómodos y de taco moderado para poder bailar y disfrutar de una noche a pleno.
Si se trata de:
Cena o cocktail
Los vestidos a la rodilla en colores neutros son una excelente opción, al igual que las faldas tubo combinadas con blusas de seda o gasa. Para realzar el look, no pueden faltar los maxi aros o collares, con múltiples cadenas. Otra buena opción son los pantalones palazzo y las monoprendas de telas livianas. El color block no falla. Los hombres deberán ir vestidos de traje, aunque obviando la corbata.
Elegí zapatos cómodos y de taco moderado para poder bailar y disfrutar de una noche a pleno
Uma2.jpg
Noche
Para la noche podemos animarnos a un poco más de brillo, aunque no excesivo. Sumar prendas con apliques, piedras, bordados y lentejuelas es una buena idea, al igual que los sobres o mini carteras. Olvídate de los amplios escotes en "v" y las transparencias en lugares como busto o caderas, la combinación ideal es "discreto + elegante".

Un gran regreso de esta temporada: la falda a mitad de pierna y cintura alta, que combinada con un crop top te va a dar un toque de sofisticación que atraerá todas las miradas.

Uma.jpg
Almuerzo al aire libre
En estas ocasiones la comodidad es clave y el outfit puede ser más informal. Para este look van perfecto shorts de jean, blusas estampadas, sandalias chatas y gafas de sol. Los vestidos tipo túnica y las prendas tejidas ayudan a crear un look relajado, canchero y sofisticado. Para los accesorios, se pueden incorporar pañuelos con estampas, cinturones anchos y vinchas de flores.

En cambio, si se recibe una invitación por parte de la empresa a un día de campo, la vestimenta puede ser de uso informal. Esto incluye remeras, shorts, bermudas, zapatillas y hasta traje de baño y ojotas si se permite el uso de la piscina.

Sal-si-puedes.jpg
Asesoró: Mariela Censori, Head of Sales de MercadoLibre Moda.
Consultora de Recursos Humano, Adecco.
Las fotos son de fashion-diaries.com
Especial para minutouno.com