Las autoridades de Túnez condenaron a tres años de prisión a un grupo de seis jóvenes por mantener relaciones homosexuales, así lo denunció la asociación Shams, que defiende los derechos de los LGTB.

Tras la denuncia de algunos vecinos, los seis jóvenes de entre 18 y 19 años, fueron detenidos en noviembre pasado, por lo que ahora fueron condenados a la pena máxima que la ley tunecina estipula por este tipo de actos.

Según la organización Shams, durante la investigación, todos ellos fueron maltratados al ser sometidos a exámenes anales, acto inscrito en el artículo 230 del Código Penal tunecino, que autoriza esta y otras prácticas contra los homosexuales contrarias a los derechos humanos.

La organización también indicó que uno de ellos ha recibido, además, una pena suplementaria de seis meses de cárcel por tener material de video de temática homosexual en su computador. Y a todos ellos se les prohibió la entrada en la ciudad de Kairauan (centro de Túnez) durante cinco años.

Boutheina Karkni, abogada de la defensa, ha presentado un recurso de apelación, que está previsto sea estudiado por la corte de Kairauan a partir del 20 de diciembre.

Las sentencias fueron criticadas por las principales organizaciones locales e internacionales de defensa de los derechos humanos, que las consideran "medievales", "humillantes" y "discriminatorias".