Un intendente boliviano fue vestido de mujer por los habitantes de un poblado indígena, como castigo por su mala gestión.

Bruno Álvarez es el intendente del poblado Caquiaviri y fue vestido con una pollera de mujer por lo habitantes del pueblo tras descubrirse irregularidades en su gestión.

El intendente fue vestido con una manta y una pollera de colores amarillos, con un sombrero tipo bombín, típicos de las mujeres aymaras de Bolivia y las fotos fueron difundidas por un medio local.

INTENDENTE BOLIVIA