El ex vicepresidente está imputado por el delito de dádivas por hacer dos vuelos en avión y helicóptero en 2011, que no habría pagado. Desde la semana pasada, tiene prohibido salir del país. Negó que le hayan "soltado la mano".

El ex vicepresidente Amado Boudou llegó a los tribunales de Comodoro Py a las 9 y declaró durante hora y media ante el juez federal Norberto Oyarbide y el fiscal Carlos Rívolo en el marco de la causa por supuestas dádivas.

Rívolo investigó un viaje en helicóptero que lo llevó a la localidad bonaerense de Mercedes, y otro que fue a la ciudad de Necochea en un avión privado de la empresa Alas del Fin del Mundo SRL.

Desde Necochea fue hasta el Parque Lilio en un helicóptero de la empresa contratista del Estado Ecodyma, para participar de un acto. Marcelo Juan Scaramellini, piloto que trasladó al exfuncionario y director de Ecodyma, declaró en la Justicia que el viaje no se pagó sino que fue "una gauchada" que le pidió el intendente Tellechea.

El fiscal Rívolo le había pedido al juez Luis Rodríguez la indagatoria de Boudou el año pasado, e insistió con el pedido el mes pasado a Oyarbide cuando la causa cambió de juez.