El magistrado, de 64 años, venía madurando su retiro desde hace tiempo pero finalmente este martes comunicó la decisión a sus colaboradores.
El juez federal Norberto Oyarbide anunció que se jubilará muy pronto, pero sus allegados explicaron que ello no ocurrirá sino hasta el año próximo, después de la feria judicial de enero.

Luego de tomar declaración indagatoria al ex vicepresidente Amado Boudou, en una causa por dádivas, el juez anunció a sus colaboradores que muy pronto se acogerá a los beneficios de la jubilación.

"No será en lo inmediato, ya que el juez estará de turno durante la feria de enero", dijo una fuente cercana a Oyarbide.

Lo cierto es que el juez, de 64 años, ya venía madurando su decisión hace algún tiempo, desde que cumplió los 60. A partir de esa edad los funcionarios judiciales ya pueden jubilarse.

Vale recordar que Oyarbide acumuló numerosas denuncias por presunto mal desempeño en el Consejo de la Magistratura, uno de los expedientes abiertos que más repercusión tuvo fue por la compra de un lujoso anillo.

Siempre sorteó con éxito las denuncias. Ya afrontó un juicio político por el affaire del prostíbulo "Spartacus", en el que fue acusado de encubrir a la Policía Federal de prácticas delictivas y del que fue absuelto por el Senado -todavía no funcionaba el Consejo- el 11 de septiembre de 2001.