La vicepresidenta y el jefe de gobierno porteño salieron al cruce de la catarata de críticas que suscitaron los decretos presidenciales para cubrir las vacantes en la Corte Suprema y defendieron el polémico camino elegido por Mauricio Macri.
En medio de la fuerte resistencia que suscitaron los derector de Mauricio Macri para designar a dedo y sin intervención del Senado dos nuevos ministros de la Corte Suprema de Justicia, la vicepresidenta Gabriela Michetti afirmó este martes que la decisión está "ajustada a la Constitución" y que "no elude al Parlamento" porque los magistrados "serán miembros definitivos de la Corte si el Parlamento así lo decide". Michetti evitó señalar que si finalmente no hay acuerdo en el Parlamento, los dos jueces estarán en condiciones de todas maneras de ocupar esos cargos hasta el 30 de noviembre del próximo año.

A través de un comunicado, Michetti señaló: "La decisión del Presidente está ajustada a la Constitución Nacional. Todos sabemos que la Corte no puede funcionar con tres miembros, si hay un desacuerdo".

"No es verdad que Mauricio Macri esté eludiendo el Parlamento. Todo esto entra en discusión cuando comience el trabajo de sesiones ordinarias en el Senado de la Nación. Estos jueces serán miembros definitivos de la Corte solo si el parlamento así lo decide", consideró.

Michetti evitó además admitir que, de haber querido evitar los nombramientos por decreto, Macri podría haber convocado a sesiones extraordinarias y seguir los canales habituales para la designación de nuevos ministros en la Corte Suprema.

En la misma línea se pronunció el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, quien consideró que las designaciones por decreto son "totalmente legales y bien fundamentadas".

"Está todo previsto, después requiere una aprobación en el Senado, es ad referendum", arriesgó Rodríguez Larreta en relación a las críticas que recibió Macri por la metodología utilizada para nombrar a Horacio Rosatti y Carlos Rosenkrantz en el órgano judicial.

En este sentido, el dirigente del PRO señaló que fueron "totalmente legales y bien fundamentados" los nombramientos, y añadió que se "van a terminar aprobando en el Senado".

"Lo que pasa es que hay receso hasta Marzo, y la Corte quedaba con pocos miembros, y después terminan aprobándose igual", agregó Larreta.