La pareja estaba en pleno acto sexual cuando de repente la agresora lo atacó con varios objetos contundentes, entre ellos una botella rota y el electrodoméstico encendido.
Una mujer fue condenada a nueve años de cárcel el lunes pasado después de que la Justicia de Londres, en el Reino Unido, la encontrara culpable de atacar a su novio con una plancha caliente y una botella rota durante una sesión de sexo.

Kenya Alozie, de 31 años, atacó al hombre treinteañero el 15 de mayo pasado en su casa de Plumstead, al sudeste de Londres, informó la Policía de la capital británica. La mujer quemó a su pareja en la entrepierna y la ingle, pero además lo lastimó con la botella rota.

Originaria de Nigeria, Alozie había ingresado al Reino Unido con una visa de estudiante para asistir a la Universidad de Coventry. La Policía la arrestó el 24 de mayo en el Aeropuerto de Heathrow cuando pretendía volver a su país.