Un grupo de jóvenes expertos en informática que se hace llamar VandaSec sostiene que una serie de cuentas de redes sociales del ISIS están siendo manejadas desde direcciones de Internet vinculadas al Departamento de Trabajo y Pensiones británico (DWP).

Según Mirror, Vandasec obtuvo indicios de que al menos tres cuentas que promulgan las ideas del ISIS remiten a las oficinas del DWP en Londres.

Vandasec rastreó las direcciones IP utilizadas por tres "yihadistas digitales" para acceder a las cuentas de Twitter y llevar a cabo campañas de reclutamiento y propaganda en línea, después de lo cual compartieron su hallazgo con el medio británico.

La revelación ha suscitado especulaciones sobre la posibilidad de que el departamento gubernamental esté manejando cuentas que apoyan al ISIS, o que habrían sido creadas por los servicios de Inteligencia para detectar potenciales yihadistas.

El portal de noticias logró averiguar que las direcciones IP involucradas en las cuentas propagandísticas forman parte de una serie de transacciones entre Gran Bretaña y Arabia Saudita.

"Nos enteramos de que el Gobierno británico vendió un gran número de direcciones IP a dos empresas saudíes", explica Mirror.

Después de que la venta se completara en octubre de este año, las direcciones fueron utilizadas por miembros o simpatizantes del Estado Islámico para difundir su mensaje extremista, agrega el diario.