El japonés Hideo Kojima, uno de los creadores de videojuegos más aclamados del mundo, abandonó Konami, estudio de desarrollo en el que trabajó durante prácticamente 30 años y con el que lanzó su mítica serie Metal Gear.
El contrato de Kojima, de 52 años, con la empresa tokiota terminó según cuenta el diario económico Nikkei citando fuentes cercanas al asunto.

El diario asegura también que Kojima fundó su propio estudio, integrando a miembros de su equipo en Konami, y que actualmente negocia con Sony Computer Entertainment (SCE) para firmar un contrato de exclusividad y lanzar su nuevo juego en la plataforma Playstation 4.

El creador tokiota se unió en 1986 a Konami, donde al año siguiente lanzaría su primer proyecto como director, Metal Gear, considerado por muchos un título pionero en el género de la infiltración y el primero de una interminable serie considerada hoy en día como una de las mejores de la historia.

Formó dentro de Konami en 2005 Kojima Productions, una subsidiaria que llegó a contar con cientos de empleados y dedicado de manera casi íntegra al desarrollo de títulos de la serie Metal Gear.

Después de que este año Konami reestructurara operaciones, medios nipones informaron de que a raíz de los desencuentros entre la matriz y Kojima Productions (que de hecho fue suprimida y sus trabajadores recontratados como externos), el director y sus colaboradores abandonarían la casa tras terminar su último juego, Metal gear solid V: The phantom pain, lanzado en septiembre.

Este título cosechó nuevamente una excelente crítica y fue éxito de ventas, ya que colocó unos 5 millones de copias desde su estreno.