Lo anunció el ministro de Hacienda, Alfonso Prat Gay, en conferencia de prensa. Después de cuatro años no habrá más restricciones para comprar dólares. Seguirá vigente la normativa anterior al cepo: se podrán adquirir hasta 2 millones de dólares por personas para atesoramiento.
"Estamos contentos de venir a anunciar el fin del cepo". Así arrancó la conferencia de prensa el ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso de Prat Gay, al informar que el gobierno nacional avanzaba en el levantamiento de las restricciones cambiarias impuestas por el kirchnerismo en 2011. También anunció que habrá un único tipo de cambio pero evitó hablar de una cifra: "No hay números mágicos".
Puso como ejemplo que al día de hoy el contado con liqui que podría ser tomado como una referencia se ubicó en 14,50 pesos y si bien esquivó confirmar cuánto valdrá el dólar mañana, disparó: "Les vamos a demostrar que las cosas que se decían fue una campaña de miedo y no de pronósticos".
A la hora de explicar por qué se puede salir del cerrojo cambiario, respondió: "Estamos trabajando en varias vías de financiamiento con bancos extranjeros, cerealeras, con empresarios argentinos que están dispuestos a adelantar fondos sumado a la posibilidad de transformar en dólares el swap con China".
De esas negociaciones estimó que en las próximas cuatro semanas van a ingresar al Banco Central entre 15 mil millones y 25 mil millones de dólares para fortalecer reservas y permitir la salida del cepo cambiario.

Según dijo, "están dadas todas las condiciones" para eliminar el cepo cambiario que, definió, "es un sistema que lleva 4 años ahogando la economía".

Prat Gay explicó además que se "transformarán en dólares parte de los yuanes que tiene en su activo el BCRA y eso forma parte de los entre 15 y 20 mil millones de dólares que estarán ingresando" a las arcas de la máxima autoridad monetaria.

El ministro detalló que para avanzar en el levantamiento del cepo se tuvo que acordar primero una serie de medidas que garantizarán las condiciones para poder hacerlo. Entre ellas recordó la eliminación de las retenciones a las exportaciones del agro e industriales.

También, explicó, "hubo que resolver la bola de nieve de la administración anterior de 17 mil millones de dólares vendidos en el mercado futuro que no existían y que esta administración va a tener que pagar. Dialogamos con todos los sectores y acordamos que todo aquel que haya tenido una ganancia en el mercado de futuros se les va a retener el 35%".

Adelantó que se acordará un cronograma de pagos o bien la opción de optar por un bono para hacer frente a la deuda comercial, hay muchas importaciones que estaban pendientes, en torno a los 5 mil millones de dólares".

Y admitió: "No podíamos levantar el cepo sin tener la certeza de que contábamos con los fondos necesarios para reforzar las reservas del BCRA que habían caído en el último tiempo. Necesitábamos un ingreso adicional de 10 mil millones de pesos".

Detalló que las cerealeras se comprometieron además a liquidar 400 millones de dólares por día durante las próximas tres semanas y explicó que se retrotraerá a dos millones de dólares mensuales el monto que podrá comprar cualquier argentino sin necesidad de intervención de la AFIP ni de declarar de donde surgen los fondos para la operación cambiaria.

"Desaparecen las normas de la AFIP que traían tipos de cambio múltiples, desaparecen el dólar turismo y el dólar tarjeta" advirtió y detalló: "El ahorrista no va a pasar por la AFIP, accede al mercado de cambio a través de su cuenta bancaria, con el límite que existía antes de dos millones de dólares por mes por persona".

Y concluyó: "Pudimos levantar en cuatro días un andamiaje que ahogó a la economía durante cuatro años".