El presidente Mauricio Macri definió el levantamiento del cepo cambiario que anunció el ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat Gay, como "el fin del fin, porque el principio del fin fue la inflación".


"Mi compromiso es bajarla con el tiempo. La inflación es una estafa que perjudica a los que menos tienen. Cada semana ven que las cosas suben y el sueldo es el mismo de principio de mes", dijo.

Macri afirmó que "cuando la gente se dio cuenta" del perjuicio del alza del costo de vida el gobierno anterior "puso el cepo, pero los dólares se fueron yendo igual, el país se paró y no crece desde hace cuatro años".

"Somos un país que, produciendo alimentos y energía, exporta. Vamos a volver a trabajar en vez de desconfiar y mentir. Yo les voy a decir la verdad porque el Gobierno no los va a engañar", remarcó.

El Presidente señaló que la Argentina recibió el apoyo de China, de empresarios y exportadores, como también futuros créditos, que permitirán avanzar con las medidas adoptadas.

Macri formuló estas declaraciones al asistir como invitado al programa de la conductora Susana Giménez, junto a la Primera Dama, Juliana Awada, su hija menor, Antonia, y la hija mayor de su esposa, Valentina.

En un programa dedicado a la vida y los recuerdos de Macri, también participaron la vicepresidenta de la Nación, Gabriela Michetti; la gobernadora de la Provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal; el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y el dirigente santafesino Miguel del Sel.