Al cumplirse un año del proceso de restablecimiento de relaciones con la isla, el presidente de Estados Unidos insistió en que el embargo constituye "el legado de una política fallida".
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, renovó este jueves su pedido al Congreso de su país para que levante el bloqueo sobre Cuba, medida que consideró "la herencia de una política que no ha funcionado".

En un comunicado, al cumplirse un año del proceso de restablecimiento de relaciones con la isla, y aunque advirtió que "la normalización será un largo viaje", Obama insistió en que el embargo constituye "el legado de una política fallida".
Días atrás, Obama expresó su deseo de visitar Cuba el año próximo, en el contexto de las recuperadas relaciones bilaterales, aunque condicionó esa posibilidad a la chance de poder reunirse con opositores al gobierno de la isla.