Tras dos años viviendo en Paraguay, su figura cambió de manera radical y aseguró que necesitaba que la gente lo viera renovado. Mirá la foto.

Hace dos años que está alejado de los medios argentinos y se instaló en Paraguay donde triunfa en el programa La Liga, que alcanza los 20 puntos de rating. Anhela su regreso al país pero su cambio de vida lo impulsó a cambiar radicalmente su look y convertirse, casi, en otra persona.

"La decisión de hacerme los tatuajes la venia madurando desde hacía mucho tiempo. No me animaba porque era medio cagón, le tenía miedo. Me reuní con Hernán Coretta que es el que me tatuó. Un genio. Me mostró diseños y me decidí por el que me hice. Estoy muy a gusto... y doler... duele un poquito, pero nada que no se aguante. Necesitaba hacer este cambio", aseguró.

Seguí leyendo más en RatingCero.com.