El sargento acunó a la niña con delicadeza hasta que las autoridades decidieron qué hacer con ella. Había estado encerrada en el baño de un supermercado.
La foto de un policía sosteniendo a una beba en un supermercado de Virginia Occidental, en los Estados Unidos, se convirtió en viral esta semana debido a su ternura, pero también por la triste historia que tiene detrás.

En la imagen se puede ver al sargento Philip Bass acunando a una niña de 14 meses que duerme tras ser hallada en un cubículo del baño del supermercado Kroger's, donde habían entrado a robar los adultos que la acompañaban, informó el sitio WCHSTV.

Una patrulla de la Comisaría de Saint Albans, en el Condado de Kanawha, acudió el lunes a las 4 de la mañana a una sucursal del supermercado Kroger's tras recibir la denuncia de que estaban intentando robar un árbol de Navidad.

Al llegar al local, los empleados le informaron a la Policía que había una mujer encerrada en el baño hace 20 minutos junto a una beba.

Tras derribar la puerta del sanitario, los oficiales se encontraron con la pequeña sentada en un cochecito con una botella de gaseosa en un cubículo del baño, acompañada por una mujer de 39 años identificada como Donnyell Harrison, informó la Policía a través de su sitio web.

La Policía descubrió que la madre de la beba está en la cárcel y la persona que debía cuidarla la dejó en manos de Harrison, que probó ser una niñera muy deficiente.