Así lo afirmó el responsable de la lucha antiterrorista en la ONU, Jean-Paul Laborde. "Tenemos que aprender a movernos por las redes sociales a la misma velocidad o más rápido que ellos", expresó.
La red social Facebook bloquea cada semana un millón de mensajes que promueven el terrorismo o las ideologías radicales, algo que conlleva el cierre de todas las cuentas asociadas con esta actividad, según afirmó hoy el responsable de la lucha antiterrorista en la ONU, Jean-Paul Laborde.

"Tenemos que aprender a movernos por las redes sociales a la misma velocidad o más rápido que las organizaciones terroristas", explicó Laborde en la sede de Naciones Unidas tras reunirse con la empresa privada para abordar la disyuntiva entre proteger a los ciudadanos y al mismo tiempo mantener su privacidad en Internet. Este, según el director del comité antiterrorista, es "un gran desafío" para las autoridades de la ley, la sociedad civil y las compañías privadas al mismo tiempo.

"Debemos encontrar el equilibrio entre garantizar las libertades y la privacidad en la red, pero al mismo tiempo es necesario proteger la vida de todos los ciudadanos del mundo", resumió Laborde.

El alto responsable de Naciones Unidas aseveró que para lograr estos propósitos "hay que crear nuevas relaciones y conexiones" entre la sociedad civil, los miembros de las Naciones Unidas y las empresas privadas en Internet como Facebook, Google, Microsoft o Twitter.

"Uno de los campos en los que primero debemos derrotar a las organizaciones terroristas como Estado Islámico es el de Internet y las redes sociales", añadió.

Para ello, Laborde anunció "más cooperación internacional y coordinación entre los miembros de Naciones Unidas, las autoridades de la ley y el sector privado que controla el intercambio de información en la red".

"Las compañías privadas no quieren verse como el malo de la película y están haciendo mucho por ayudar", dijo Laborde, que también reveló que YouTube canceló al menos 14 millones de videos de promoción terrorista en los últimos dos años.