El cónclave es en el edificio histórico de la central obrera, ubicado en la calle Azopardo al 800. Confirmaron su participación Hugo Moyano, Luis Barrionuevo, Armando Cavalieri y Omar Maturano, entre otros. Caló no va.
Dirigentes de las tres CGT realizarán este viernes un plenario de secretarios generales con el propósito de iniciar el proceso de reunificación sindical, aunque importantes referentes de gremios vinculados a la central que encabeza el metalúrgico Antonio Caló anticiparon que no participarán de la cumbre.

El plenario está convocado para las 10 en el Salón Felipe Vallese del edificio histórico de la CGT, ubicado en la calle Azopardo al 800 de la Ciudad de Buenos Aires. Una hora más tarde, comenzarán las deliberaciones.

El martes pasado, en la última reunión de consejo directivo de la CGT que conduce Caló, se produjeron diferencias internas respecto a los tiempos del proceso de unificación del movimiento obrero, ante lo cual el titular del gremio metalúrgico resolvió dar libertad de acción para la concurrencia del plenario de este viernes.

"No vamos a ir al plenario, algunos compañeros van a ir pero nosotros no", dijo el metalúrgico al finalizar el encuentro en el Sindicato de Peones de Taxis, sumándose a lo manifestado por Caló, el dueño de casa, Omar Viviani, el titular de la Unión Ferroviaria Sergio Sasia y el mecánico Ricardo Pignanelli.

Para este viernes, confirmaron su participación los secretarios generales de la CGT-Azopardo, el camionero Hugo Moyano, y su par de la CGT-Azul y Blanca, Luis Barrionuevo.

También serán de la partida Andrés Rodríguez (UPCN), José Luis Lingeri (Obras Sanitarias), Carlos West Ocampo (Sanidad), Armando Cavalieri (Comercio), Juan Carlos Schmid (Dragado y balizamiento), Omar Maturano (La Fraternidad), Roberto Fernández (UTA) y Oscar Mangone (Gas), entre otros.

Lo cierto es que en la cumbre se analizará de forma exclusiva el proceso de reunificación sindical, encuentro que había sido convocado inicialmente para ayer pero fue postergado a partir de "la necesidad de conversar con algunos dirigentes".

Como se sabe, los dirigentes de los tres sectores sindicales conversan y negocian desde hace meses la posibilidad de reunificar la CGT. Las conversaciones se centran en la necesidad de constituir "un cuerpo colegiado que, en una primera etapa, asumirá la responsabilidad de la interlocución con el flamante gobierno" del presidente Mauricio Macri hasta que se produzca "la definitiva reunificación".