El abogado de los familiares de los gendarmes que fallecieron y resultaron heridos en el siniestro vial ocurrido el lunes pasado en Salta, Mauricio Arriagada, afirmó este viernes que el colectivo en el que se trasladaban "no cumplía con las condiciones mínimas por no tener las habilitaciones" para circular.
Ante la hipótesis más firme que el vehículo desbarrancó sobre el río Bilbao por el recapado de una de sus cubiertas, el letrado indicó que "un colectivo que pertenece a la fuerza debe ser verificado por el área logística de Gendarmería".

"Distintos indicios e información precisa dan cuenta que el colectivo no cumplía con las condiciones mínimas por no tener las habilitaciones exigidas por ley", manifestó.

En ese sentido se refirió a las fotos sacadas por los medios de comunicación que, a su parecer, demuestran que "cualquiera puede darse cuenta que el ómnibus con el tamaño que tenía no podía circular con ese estado de neumáticos."

"La misma autoridad de control es la Gendarmería por una situación práctica que un control policial no va a parar a un vehículo de Gendarmería que se supone que ya está controlado y vigilado para la seguridad vial", añadió en declaraciones radiales.

En ese sentido Arriagada indicó que ya presentó una denuncia contra los oficiales que debieron chequear el estado del vehículo en la justicia federal de Santiago del Estero, donde está la base operativa desde la que partieron los representantes de la fuerza que se dirigían a Jujuy.

"Las figuras serían las de estrago por dolo eventual y defraudación al Estado nacional", precisó el abogado.

"Los gendarmes que sobrevivieron y fueron testigos presenciales no han vuelto a su lugar de trabajo que es Santiago del Estero y se los mantiene encapsulados para que no hablen con el resto de la gente
y cuenten los pormenores del accidente", apuntó.

El accidente ocurrido la madrugada del lunes en la ruta nacional 34, en el sur de Salta, provocó la muerte de 43 gendarmes tras producirse ayer el deceso de Jorge Luis Jaldín Villarroel, de 23 años, que estaba internado en el hospital Centro de Salud de la capital tucumana.