La mujer identificada como Juanita García, de 46 años, organizó diferentes peticiones de recaudación de fondos para el tratamiento de cáncer de su hija de 7 años en Texas, Estados Unidos.

Para dar credibilidad a las imágenes Juanita llegó a rapar la cabeza de su hija y hasta la convenció de que estaba enferma.

La investigación la inició el Servicio de Protección de Menores y tras inspeccionar las peticiones, en las que García aseguraba que su hija estaba en estado terminal, las autoridades acabaron por determinar que la iniciativa era falsa. Fue determinante que ningún hospital del estado tenía constancia de haber tratado a la menor.

Es entonces cuando entraron en contacto con la policía y tras su detención la mujer reconoció que todo se trataba de una estafa para recaudar dinero de desconocidos.

Juanita García ha sido detenida acusada de explotación de menores.

niña cáncer