Un oficial le solicitó a la mujer que se detuviera y se identificara; ella se negó y, tras forcejear con el agente, este le aplicó la fuerza para reducirla, tirarla al piso, detenerla.

Al final de las imágenes se aprecia que la mujer lloró de rabia e impotencia por la situación que estaba viviendo.

Las autoridades de la ciudad han indicado que esta persona está acusada de cruzar un semáforo en rojo y no identificarse ante la petición de un agente de la autoridad.


Anciana detenida