El actor chileno prohibe difundir imágenes que afecten la vida privada de él, de Pampita y de sus hijos. La medida incluye medios gráficos, audiovisuales y webs.

Tras el escándalo, Benjamín Vicuña decidió poner un bozal legal a los medios de comunicación. La medida incluye "la prohibición de difundir y/o divulgar datos, información o imágenes en canales de televisión, radio, medios gráficos, webs, redes sociales o cualquier otro medio de difusión".

La medida fue informada mediante una advertencia enviada a la producción de Intrusos y dirigida a Jorge Rial.

Dentro de los motivos, el actor chileno asegura que perjudica la relación familiar del actor con sus hijos. Según el texto, "afecta su vida privada, su dignidad y decoro".


Seguí leyendo más en RatingCero.com