La felina paseaba con su cría cuando de repente los pequeños repararon en la criatura rústica y extraordinariamente sociable que los interceptó.
Una mamá gata salió a pasear con sus dos gatitos esta semana y se encontró con un perro por demás amistoso que, lejos de querer asustar a sus pequeños, se dedicó a hacer piruetas y a jugar con ellos mientras la madre recelosa lo miraba desde un rincón.

El video fue compartido el 4 de diciembre pasado por un usuario estadounidense de YouTube y ya cosechó más de 3 millones de reproducciones porque, obviamente, ¿quién no querría ver cómo un perro se hace amigo de dos gatitos?

Un perro conoce a los gatitos de su amiga