Los científicos estiman que el cuerpo celeste en cuestión podría albergar vida tal como la conocemos ya que está en la "zona habitable" de su propio sistema solar.
Científicos de la Universidad de Nueva Gales del Sur, en Australia, determinaron esta semana que existe un planeta afuera de nuestro sistema solar que está a 14 años luz de distancia y podría ser habitado por el hombre.

Los científicos descubrieron que el denominado Wolf 1061c podría albergar vida ya que está adentro de la llamada "zona habitable", informó el equipo a través del sitio web de la universidad.

"Es fascinante ver la inmensidad y pensar que una estrella, tan cercana a nosotros, un vecino cercano, podría alojar un planeta habitable", expresó Duncan Wright, líder del estudio.

El planeta en cuestión gira alrededor de una estrella enana llamada Wolf 1061 y comparte su sistema con otros dos cuerpos celestes similares, uno de mayor tamaño y otro menor, que tienen órbitas de 5, 18 y 67 días respectivamente.

El mayor de los cuerpos celestes que giran alredor de la estrella Wolf1061 se encuentra afuera del área habitable, pero "el planeta mediano, Wolf 1061c, se encuentra en la zona 'Ricitos de Oro', en donde podría existir agua líquida e incluso vida", explicó Wright.

Antes de este descubrimiento, los científicos de otros países habían encontrado un planeta a 22 años luz de la Tierra con las características rocosas necesarias para la vida.