El presidente Mauricio Macri dejó abierta la puerta a la posibilidad de convocar a sesiones extraordinarias en el Congreso Nacional, al menos es una alternativa que la Casa Rosada maneja, aunque sin fecha establecida, y con la intención de que se aborde ascensos de militares y miembros del cuerpo diplomática que esperan ser tratados en el Senado.
El presidente Mauricio Macri dejó abierta la puerta a la posibilidad de convocar a sesiones extraordinarias en el Congreso Nacional, al menos es una alternativa que la Casa Rosada maneja, aunque sin fecha establecida, y con la intención de que se aborde ascensos de militares y miembros del cuerpo diplomática que esperan ser tratados en el Senado.
Esa posibilidad quedó latente luego del encuentro que Macri mantuvo, junto con algunos de sus principales funcionarios y las cabezas legislativas del PRO, con la mayoría de los senadores que integran el interbloque Federal, que encabeza el puntano Adolfo Rodríguez Saá.
Allí, el presidente dio señales de haber recibido el mensaje de distintos sectores, entre ellos del mayoritario bloque de senadores del Frente para la Victoria, para desandar el camino del decretazo para designar dos nuevos integrantes de la Corte Suprema de Justicia.

"La puerta está abierta, aunque todavía no está confirmada", dijo, por ejemplo, una fuente del macrismo ante una consulta de la agencia DyN sobre el llamado a sesiones extraordinarias; mientras otras dos fuentes que participaron del encuentro indicaron que en la reunión sobrevoló el tema de la Corte, la necesidad de respetar la legislación vigente y la Constitución Nacional, así como lograr los consensos necesarios en el Congreso.
Tras esa reunión -en la que Rodríguez Saá estuvo acompañado de su coterránea Liliana Negre, el salteño Juan Carlos Romero, el sanjuanino Roberto Basualdo, las senadoras Lucila Crexell (Movimiento Popular Neuquino) y Miriam Boyadjián (Movimiento Popular Fueguino) y el dasnevista Alfredo Luenzo (Chubut Somos Todos)- hasta hubo alguien de esa delegación parlamentaria que alertó a sus asesores para que estuvieran atentos a una posible convocatoria a extraordinarias.