Un decreto del presidente Mauricio Macri, que saldría publicado este lunes en el Boletín Oficial definirá el traspaso de unos 21.000 efectivos de la Policía Federal a la órbita de la Ciudad. Desde enero comenzarán a trabajar en conjunto con la Policía Metropolitana.
El secretario de Seguridad, Eugenio Burzaco, sostuvo en declaraciones a Radio 10 que "estamos ultimando los detalles y en los próximos días seguramente se va a conocer esa información". Agregó que "desde enero, las 54 comisarías de la Federal se integrarán a las de la Metropolitana".

La medida también traslada los fondos para los gastos que tenga que afrontar la Capital Federal. Los policías que pasen a la órbita de la Ciudad no perderán su condición de federales, seguirán vestidos de azul, usarán los mismos patrulleros, se atenderán en el Hospital Churruca y tendrán la misma caja de retiros. "La caja la vamos a capitalizar aún más, en beneficio de todos", expresó el secretario de Seguridad.

Por estas horas, además, se define el tema de las jefaturas. En principio, los agentes traspasados tendrán un jefe que vendrá de la Federal y la Metropolitana el suyo.

Aunque Burzaco dejó claro que "el que imparta las órdenes y las prioridades de la Policía Federal será el jefe de Gobierno. Ese el cambio paradigmático: la Ciudad se hará cargo de su seguridad".