Este domingo se jugó la final del Mundial de Clubes entre Barcelona y River Plate en Japón, en la que con dos goles de Suárez y un tanto polémico de Messi, el Barça se consagró campeón del mundo.

Este domingo se jugó la final del Mundial de Clubes entre Barcelona y River Plate en Japón, en la que con dos goles de Luis Suárez y un tanto polémico de Lionel Messi, el Barça se consagró campeón del mundo.

Seguí leyendo en RatingCero.com.