El volante de la Selección argentina, Lucas Biglia, fue titular en el triunfo de la Lazio frente al puntero Inter de Milan y protagonizó una jugada que pudo terminar mal.
El brasileño Felipe Melo fue a disputar un balón contra el argentino de manera más que vehemente y su pierna terminó en el hombro de su rival, que terminó zafando de lo que hubiese sido algo mucho más grave si lo golpeaba en la cabeza.

Lógicamente, el árbitro le mostró inmediatamente la tarjeta roja y los milaneses terminaron jugando con 10 hombres.

Mirá la jugada:

Felipe Melo