Oficiales estadounidenses informaron que Juniper Networks sufrió una grave violación que pudo haberle permitido a los hackers robar información no solo del gobierno de Barack Obama, sino también de empresas privadas.
El ataque consistió en la instalación de "puertas traseras" en el sistema desarrollado por Juniper. Ya se publicó un parche para poder solucionar el problema que afectaba a todos los sistemas operativos.

Desde el FBI, según informa la CNN, están preocupados porque los atacantes podrían haber interceptado información confidencial y hasta llegan a especular que detrás podría haber otro gobierno como el de China o Rusia.

"La administración está comprometida en mejorar nuestra seguridad informática nacional al levantar nuestras cyber defensas, interrumpiendo la actividad del adversario y respondiendo efectivamente a los incidentes cuando ocurren", informaron según cita la CNN.