El sommelier Luciano Sosto fue condenado este lunes a la pena de prisión perpetua por haber asesinado a su madre Estela Garcilazo, en 2013, en un departamento del barrio porteño de Palermo.
El veredicto fue leído por el Tribunal Oral en lo Criminal 8 porteño y Sosto se retiró llorando de la sala de audiencias.

sommelier.avi
Tras la sentencia, Guillermo Schmidt, abogado de Sosto, hizo hincapié en la inocencia de su defendido y denunció la falta de pruebas."Esperábamos la absolución", remarcó al hablar con la prensa.

"Vamos a recurrir y llevar el caso a Casación. Será una vez que sean conocidos los fundamentos, los cuales de acuerdo a lo que dijo el Tribunal podrían estar el 29 o 30 de diciembre"
, expresó el abogado de Sosto.

abogado sommelier.avi
Antes de conocerse el fallo del Tribunal, el sommelier le había pedido este lunes a la Justicia que no se equivocara y que buscara al "verdadero autor del hecho". "Quiero insistir -expresó- que no maté, ni robé, ni violé a mi mamá".

Cuando escuchó la sentencia tomada por los jueces Alejandro Sañudo, Ricardo Basílico y Fernando Larrain, el joven fue retirado de la sala llorando, y tras pasar por la alcaldía regresó a la celda de Marcos Paz donde cumple prisión.

"Lucky" Sosto, hijo del reconocido empresario gastronómico, fue encontrado culpable por el homicidio de su madre Estela Garcilazo, de 69 años, cometido el 23 de diciembre de 2013 en el barrio de Palermo.

Según la acusación, el joven mató a la mujer porque necesitaba dinero para comprar drogas y luego
intentó disfrazar el escenario del crimen.
Incluso, en un instrucción se habló de un abuso sexual que luego no fue usado por la fiscalía para pedir la condena.

En la primera entrevista que dio desde que estalló el caso, Sosto planteó el sábado pasado que mantenía con su madre "la típica relación madre e hijo", con un "vínculo de mucha contención y afecto mutuo".