Luego de que Mauricio Macri amenazara con invocar la cláusula democrática contra Venezuela, el mandatario argentino finalmente reclamó por la liberación de los "presos políticos". Dilma Rousseff lo contrarió y destacó la madurez democrática alcanzada en América latina.
La presidente brasileña, Dilma Rousseff, hizo una defensa de la democracia y destacó los recientes comicios en Argentina y Venezuela al hablar en la cumbre de mandatarios del Mercosur que se realiza en Asunción del Paraguay.

Rousseff resaltó la importancia de que en la región se observe un proceso de "construcción y consolidación de la democracia después de años de autoritarismo", en los que imperaron regímenes militares.

Luego la jefa de Estado brasileña hizo una mención a los recientes comicios en Argentina, donde fue electo Mauricio Macri, presente en Asunción y los comicios legislativos realizados en Venezuela en los que se impuso la oposición. "Son dos ejemplos que muestran nuestra madurez" democrática, subrayó Dilma Rousseff, que luego de la ceremonia regresaba de inmediato a Brasilia, según informó la oficina de prensa del Palacio del Planalto.

Rousseff enfrenta una crisis política y económica en su país donde la oposición impulsa un "impeachment" por supuesta violación de la Ley de Responsabilidad Fiscal, que exige informar los gastos públicos y que éstos no superen a los ingresos.