El acceso al aeropuerto de Ezeiza, que estaba bloqueado desde hace varios días por trabajadores de la empresa avícola Rasic Hermanos (Cresta Roja), fue liberado el lunes a la noche tras una breve negociación respaldada con la presencia disuasiva de efectivos de Gendarmería.

Cientos de uniformados, munidos de escudos y con apoyo de camiones hidrantes, se apostaron minutos antes de las 20 sobre la autopista Ricchieri, mientras funcionarios del área de Seguridad dialogaban con los delegados, en medio de la tensión generada entre los manifestantes.

Mientras tanto, los trabajadores continuaron con la protesta al costado de la Ricchieri, luego de bloquer por sexto día consecutivo la autopista.

patricia bullrich.avi
La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, aceptó el "justo" reclamo de los trabajadores, pero advirtió sobre la necesidad de "liberar las vías", porque "no se puede forzar una autopista como la Riccheri".

La funcionaria aseguró que el operativo se realizó "con total apego a la ley" y con "absoluta y total responsabilidad", y recalcó: "Ayudamos al órden público sin violar la legitimidad de los trabajadores de demostrar que los están dejando sin trabajo".

También confirmó que funcionarios del Ministerio negociaban una salida al conflicto con los operarios de la empresa avícola que bloquearon hoy, por sexto día consecutivo, el acceso a la autovía, mientras otro grupo reclamó en Plaza de Mayo una solución definitiva al prolongado conflicto en la empresa.

Durante la jornada, los manifestantes impidieron en forma intermitente el ingreso a la terminal aérea de Ezeiza, luego de algunos roces con personal de Gendarmería que se apostó en el lugar con camiones hidrantes para intentar despejar otro carril de la autopista Riccheri.

"Desde el Ministerio de Trabajo nos dijeron que nos olvidemos de cobrar antes de Navidad, por eso el corte es total. El plan de lucha sigue por tiempo indeterminado", dijo a DyN Cristian Villalba, delegado de los trabajadores de la empresa avícola.

"Si gana Cresta Roja ganan todos. Por una Navidad en paz, con trabajo, cobrando lo que nos deben y con nuestras familias", agregó, al convocar a otras organizaciones a solidarizarse con la protesta.

El corte parcial se convirtió en total pasadas las 16.30, y los manifestantes habilitaron luego un carril para quienes iban hacia el aeropuerto, tras lo cual el bloqueo pasó en forma intermitente de total a parcial en varias oportunidades.

Esta mañana, otro grupo se concentró a las 10.40 en el cruce de Avenida de Mayo y 9 de Julio, y desde allí realizó una marcha hasta la Plaza de Mayo, donde delegados de los trabajadores entregaron un petitorio en la Casa Rosada.

"Llevamos un petitorio dirigido al presidente Mauricio Macri para exigir una respuesta inmediata y reclamarle al Estado nacional y provincial una solución definitiva para los trabajadores y la continuidad de la empresa", dijo Villalba en declaraciones a DyN.

"Los trabajadores, ajenos a la especulación del dólar o de la renta agraria, esperan de una vez por todas que el gobierno de Cambiemos anuncie una medida que ponga fin a este conflicto que afecta a 5 mil familias", sostuvo.

La movilización de los operarios de Rasic Hermanos por el microcentro porteño hasta Plaza de Mayo contó con la adhesión de representantes de gremios del transporte, estatales, docentes, organismos de derechos humanos, partidos de izquierda y movimientos sociales.

La jueza a cargo del concurso de acreedores, Valeria Pérez Casado, emplazó el viernes a los propietarios de la empresa, los hermanos Ivo y Milenko Rasic, a que en 48 horas presenten un plan para retomar el funcionamiento y pagar los salarios adeudados.

La magistrada advirtió a los empresarios que de no presentar un cronograma para reestablecer el funcionamiento de la empresa, se habilitará la intervención por parte del Estado.

El mismo viernes, y en coincidencia con un nuevo bloqueo en el acceso a la terminal aérea de Ezeiza, la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, aseguró que se van a cuidar los puestos de trabajo de los operarios de Rasic Hermanos e intimó a la empresa a cumplir el fallo judicial.

La protesta en la autopista Riccheri hizo colapsar el tránsito en la zona y se formaron filas largas de automovilistas que buscan llegar al aeropuerto de Ezeiza, por lo que muchos pasajeros se vieron obligados a hacer a pie, y arrastrando sus valijas, el trayecto hasta la terminal aérea.

Los empleados protestan en ese lugar desde el miércoles, con excepción del sábado y domingo, con obstrucción parcial de la autopista a la altura del ingreso a la terminal Ezeiza, al tiempo que mantenían el campamento a un costado de la autovía.