El robo fue perpetrado por tres delincuentes en la propiedad que el dueño de Transavi S.A. tiene en el barrio San Francisco. Uno de los ladrones fue detenido y se comprobó que había realizado trabajos de jardinería en la vivienda.
El hecho ocurrió en el barrio San Francisco, ubicado en la calle Río Hondo al 500, cuando los ladrones realizaron un corte en el alambrado perimetral, a 200 metros del puesto de vigilancia número 2, y entraron en el lugar.

Una vez en el interior del barrio, entraron por una puerta del balcón a la casa, redujeron a la mujer de Ferrety, conocido empresario de la zona que maneja la empresa de transportes Transavi Pilar S.A., dedicada al traslado de aves vivas, y escaparon con varios objetos.

La esposa de Ferrety, de 37 años, fue obligadda a llamar a su marido, de 47, y sin decirle lo que sucedía preguntarle a qué hora regresaría al domicilio. El trabajador del transporte respondió que lo haría más tarde, por lo que los ladrones procedieron a hacerse de 7000 pesos, 500 dólares, joyas y electrodomésticos, antes de atar a su víctima de pies y manos, y darse a la fuga.

Embed
Según trascendió, los tres hijos del empresario, dos varones de 16 y 11 años y una nena de 5, también estaban en la vivienda, pero no advirtieron absolutamente nada de lo que pasó.

Uno de los hampones sin embargo fue detenido por la Delegación Departamental de Investigaciones de Pilar, apoyados por los efectivos de Fátmia y Manzanares, tras un allanamiento en una casa cercana.

Al hacerse las averiguaciones correspondientes, se descubrió que el detenido, de 18 años, había realizado trabajos de parqueo en el complejo. En su poder se encontraron, entre otros elementos que lo implicaban en el hecho, un revólver Smith & Wesson corto, cargado con municiones 9 milímetros.