Emelec de Ecuador se consagró campeón del fútbol ecuatoriano tras igualar sin goles frente a la Liga Deportiva Universitaria de Quito y, en el festejo, hubo que afortunadamente terminó siendo sólo una divertida anécdota.
El plantel entero festejaba a los saltos con la Copa en alto cuando la tarima armada especialmente para la ocasión cedió ante tanto peso y dijo basta, por lo que todos los jugadores y también los fotógrafos que estaban arriba terminaron en el piso.

El accidente no dejó heridos y los festejos pudieron continuar sin problemas, aunque varios se llevaron un gran susto.

Embed
Emelec