La principal hipótesis de la policía es que el armamento es producto de robos a legítimos usuarios, el que además de comercializarse, se alquilaría entre delincuentes de Comodoro Rivadavia.
Las sospecha de los investigadores es que las armas robadas se alquilan entre los delincuentes y esa rotación incide en que cuando hacen allanamientos casi nunca logran incautarlas. En las armerías se venden unas diez armas por mes por la vía legal, pero en Facebook también se pueden adquirir municiones.

Desde la Fiscalía sostienen que no hay denuncias de un "mercado negro" y procuran identificar a través del Sistema Nacional Automatizado de Identificación Balística con qué armamento han sido disparadas las vainas secuestradas en las últimas 100 causas de abuso de armas.

"Hola, gracias por unirse. Este es un grupo creado exclusivamente para la compra y venta de armas. Las ventas se deberán subir con fotos reales, se deberá especificar precio del mismo, las formas de pago se coordinan entre comprador y vendedor o viceversa", así invita una página de Facebook denominada "Compra y venta de armas de fuego Comodoro Rivadavia"

Según publica El Patagónico, la página de la red social tiene dos administradores, el grupo es cerrado y el perfil tiene 2159 miembros.

En la cuenta personal de uno de los administradores, un usuario comenta: "tengo dos cargadores de 9 milímetros. ¿Te interesaría? Vacíos". Mientras, debajo de una fotografía de una pistola 9 milímetros desarmada, un tercero ansiosamente publica: "compro la 9 ya".

Hay otra página que solo registra 17 miembros y la fotografía que invita a sumarse exhibe dos revólveres, balas por doquier y una pistola sobre una mesa
.
La venta de armas por internet es un camino legal solo si se realiza entre legítimos usuarios. Fuentes consultadas por el medio chubutense, que forman parte de ese grupo, sostienen que la venta se realiza entre legítimos usuarios y la documentación es tramitada a través del RENAR (Registro Nacional de Armas) con los formularios respectivos.

Lo que nadie puede asegurar es que entre las publicaciones no haya algún usuario que venda de manera ilegal armas no registradas o robadas, ya que la transacción se realiza vía chat privado.
Los más precavidos publican el arma que ofrecen y aclaran que la venta solo se realiza a legítimos usuarios. Es decir, personas que cuentan con esa certificación del RENAR, ya que están psicológica y físicamente preparadas para manipular un arma de fuego y que tienen la instrucción necesaria avalada por las autoridades pertinentes.

Además, hasta que la documentación no llegue a nombre del comprador el arma no debería ser entregada por el tenedor-vendedor. Sin embargo, nadie pone las manos en el fuego por los desconocidos que ofertan o piden comprar. Ante la falta de un control en el espacio cibernético, la posibilidad de realizar una venta sin papeles puede ser aprovechada por los delincuentes.

En un caso similar, en junio pasado medios periodísticos nacionales alertaron que en Santa Fe se vendían armas de todo tipo y hasta se canjeaban a través de "Venta de armas Rosario", una página que luego fue dada de baja por la propia red social Facebook.

A partir de la publicación del medio, el jefe de Policía de Chubut, Ricardo Hughes, dispuso una investigación a fondo sobre la compra y venta de armas y municiones a través de Facebook en Comodoro Rivadavia. Así lo indicó al jefe de la Brigada de Investigaciones de esta ciudad, Fabián Millatruz.