La chica fue encontrada asesinada en un basural con signos de haber sido asfixiada, abusada sexualmente y con al menos 20 cortes en su cuerpo. Estaba desaparecida desde el domingo.
Dos hombres fueron detenidos este martes por la tarde como sospechosos de haber cometido el crimen de Ludmila Bazán, quien fue hallada asesinada, con signos de haber sido asfixiada, abusada sexualmente y con al menos 20 cortes en su cuerpo, en un basural de la ciudad de Junín, informaron fuentes policiales.

Se trata de un albañil de 62 años y un plomero de 40, quienes fueron aprehendidos mientras trabajaban en una obra y serán indagados en las próximas horas por el fiscal Sergio Terrón.