La querella y la fiscalía de Lucas Cabello reclamaron que se revoque la libertad otorgada al agente de la Metropolitana procesado por disparar tres balazos a un joven de La Boca en un confuso episodio ocurrido el 9 de noviembre pasado, al rechazar que el uniformado haya actuado en legítima defensa.

La querella y la fiscalía pidieron este martes que se revoque la libertad otorgada al agente de la Policía Metropolitana procesado por disparar tres balazos a un vecino de La Boca en un confuso episodio ocurrido el 9 de noviembre pasado, al rechazar que el uniformado haya actuado en legítima defensa.

En una audiencia celebrada ante la Cámara Nacional en lo Criminal, la defensa de Ricardo Ayala pidió, en cambio, que al policía se le revoque el procesamiento y se le dicte la "falta de mérito".

Hoy se realizó el informe oral antes de que la Cámara resuelva si confirma o no el procesamiento a Ayala por el presunto delito de "homicidio en grado de tentativa" con exceso en la legítima defensa, por el hecho que tuvo como víctima al joven Lucas Cabello.

La querella y la fiscalía reclamaron a la Sala VI de la Cámara que revoque la libertad que el juez de instrucción Osvaldo Rappa le otorgó a Ayala cuando dictó el procesamiento.

Para los abogados querellantes Nahuel Berguier y Federico Paruolo la actitud de Ayala, quien disparó tres veces contra Cabello "que estaba desarmado", no encuadra en la legítima defensa, sino que "representa un accionar criminal", agravado por la condición de policía. "Hasta hubo ensañamiento", sostuvieron.

En primera instancia, el juez había sostenido que "no se tiene certeza de los motivos por los cuales el oficial Ayala accionó su arma reglamentaria contra el cuerpo de Cabello", y concluyó que el policía actuó de manera imprudente respondiendo a una agresión con exceso en la legítima defensa.