Según estimaron consultoras y entidades estadísticas, la inflación en los últimos dos meses de 2015 podría acumular hasta 10%, con fuertes subas en alimentos.
La devaluación se trasladó a los precios. Como era previsible, la liberación del cepo cambiario provocó un alza en el valor de los productos de consumo masivo. Según estimaron consultoras y entidades estadísticas, la inflación en los últimos dos meses de 2015 podría acumular hasta 10%, con fuertes subas en alimentos.
consultoras inflacion.jpg
Según un estudio del Instituto de Estudios de Consumo masivo, noviembre cerró con un incremento de 2,9%. Tras analizar casi 100.000 tickets de compras, Indecom estimó en la primera quincena de diciembre la suba trepó 3,8 %, con una proyección mensual que alcanzaría 5,2%.
La firma del representante de los súper chinos Miguel Calvete analizó 253 productos de la canasta básica, incluyendo alimentos, bebidas, higiene personal y artículos de limpieza, informó Ámbito.com.

La consultora Elypsis informó que los precios de noviembre cerraron con una inflación promedio de 2,2%contra 1,5% de octubre. Los principales incrementos se dieron en medicamentos, frutas y carnes. Solo para la primera semana de este mes, midieron una suba de 1,2%, pero ya anticipan que tras la devaluación superaría 3,5% en solo 30 días, y que pasaría los 7 puntos en 90 días.

Consumidores Libres, del socialista Héctor Polino, analiza cada 15 días una canasta de 38 artículos desde hace 20 años. En octubre aumentó 1,53%; en noviembre 1,95%, y en la primera quincena de diciembre 3,61%. Según el exdiputado nacional, en 10 semanas el costo de vida supera 7% y faltan contabilizar 15 días más.

En diálogo con ámbito.com, Polino detalló que tras la devaluación lo que más se encareció fue la carne vacuna: carnaza 11,36%; bolsa de lomo 11,01%, paleta o roast beef 10,36%, falda 10,35% y asado 7,08%.

Además, resaltó escalada en fideos (10,15%), harina 0000 (7,32%), agua mineral (7,66%), mermelada de 450 gramos (5,54%), zapallo Anco (3,68%) y la manteca de 200 gramos (3,13%).

"Influyeron las dos cosas: los anuncios de devaluación y la quita o reducción de retenciones", explicó Polino a este medio. "Esto también se produjo con la devaluación de enero de 2014, pero no tan fuerte", agregó.

C&T, empresa asesora en macroeconomía y finanzas de Camilo Tiscornia, registró 2% en noviembre y un piso de 3,5% para el mes en curso.

También se conocieron recientes estimaciones de Bein y Asociados, que reflejaron una inflación de 1,5% en octubre y de 2,9% en noviembre. "Para diciembre se proyecta entre 4,5% y hasta 6%", anticiparon.

El ISEPCI que dirige Isaak Rudnick calculó que en las dos semanas previas a Navidad y Año Nuevo los alimentos aumentaron 11,7%. "Por la eliminación de las retenciones y la devaluación, los precios de las materias primas alimentarias alcanzarían crecimientos de hasta el 90%", aseguró el último informe del Instituto de mediciones de Barrios de Pie. La Canasta Básica de Alimentos medida a partir del Índice Barrial de Precios con un dólar a $ 13 llegó a $ 3.770,91 para una familia tipo, agregó.

Por último, se conocieron recientes estimaciones de Bein y Asociados, que reflejaron una inflación de 1,5%en octubre y de 2,9% en noviembre. "Para diciembre se proyecta entre 4,5% y hasta 6%", anticiparon.

"La inflación será todavía significativa durante 2016. La magnitud del impacto de la devaluación dependerá de la efectividad de los acuerdos de precios y el grado de independencia fiscal de la política monetaria. Es posible que la inflación se reduzca en tres años a niveles de un dígito. El efecto neto de la devaluación dependerá principalmente del acuerdo político entre empresas, sindicatos y el gobierno", consideróEduardo Fracchia, del IAE Bussines School.