El precio en dólares de los departamentos nuevos ofrecidos en venta en la Ciudad subió en octubre último 1,7 por ciento respecto del mismo período del año anterior, en tanto que el valor de los inmuebles usados bajó 1,2 por ciento, según un relevamiento del Instituto de Economía de la Fundación UADE.
El trabajo que relevó avisos en medios gráficos e Internet, muestra que las unidades ubicadas en los barrios de Palermo, Recoleta, Belgrano y Núñez presentaron, tanto en el segmento de inmuebles nuevos como usados, los valores más elevados.
En la comparación octubre 15/ octubre 14 los valores de departamentos nuevos en Palermo, Belgrano y Núñez crecieron al tiempo que en Recoleta cayeron. En cuanto a los usados y en igual comparación de períodos, los precios promedios en Palermo, Belgrano y Recoleta crecieron mientras que en Núñez descendieron.
Las muestras relevadas superaron los 11.000 departamentos para cada período, y dentro de la muestra seleccionada, las unidades ubicadas en Palermo, Recoleta, Belgrano y Núñez presentaron, tanto en el segmento de nuevos como usados, los valores más elevados.
En tales zonas, para el segmento "a estrenar" los precios rondaron entre los U$S 3.193 (Palermo) y los U$S 2.936 (Núñez) el metro cuadrado.
Según las estimaciones del Instituto, el promedio simple de precio de oferta del M2 para el conjunto de barrios relevados es de U$S 2.557 (mayor en un 1,7% respecto de octubre de 2014) para los departamentos nuevos, y U$S 2.238 para los usados (un 1,2% menor, en igual comparación de períodos).
En particular, los valores de departamentos nuevos en Palermo, Belgrano y Núñez crecieron 4,3%, 2,7% y 2,1%, respectivamente; al tiempo que en Recoleta cayeron 1% (octubre '15/octubre '14).
En igual comparación, las unidades usadas presentaron precios promedios en ascenso en barrios como Palermo, Recoleta y Belgrano (1,2%; 0,5% y 0,8% respectivamente), mientras que en Núñez, por ejemplo, se observó un descenso de 0,7%.
Si bien se percibe algún mayor dinamismo de la actividad en relación con el año anterior, tal como desde 2012, las transacciones se mantuvieron en volúmenes raleados, habida cuenta de la escasa liquidez medida en dólares y que justificó algunas de las bajas en los precios.
Las muestras relevadas superaron los 11.000 departamentos para cada período, al tiempo que sólo se consideraron aquellos cuyo precio de oferta fue publicado en dólares y, además, en buen estado edilicio.
Con el propósito de homogeneizar la muestra, no se consideraron inmuebles en cuyo precio se incluyó el correspondiente a cocheras.