El macrismo en alianza con el Frente Renovador y el peronismo disidente, no llegó a un acuerdo con el kirchnerismo en torno a la Comisión que debe resolver sobre los Decretos de Necesidad y Urgencia (DNU).
El oficialismo, en alianza con el Frente Renovador y el peronismo disidente, no alcanzó este martes un acuerdo con el Frente para la Victoria para designar las nuevas autoridades de la Comisión Bicameral que debe resolver sobre los Decretos de Necesidad y Urgencia (DNU), pese a que hubo asistencia completa de legisladores y negociaciones que naufragaron.
De todas maneras, la Bicameral Permanente de Trámite Legislativo quedó formalmente constituida, aunque en la reunión hubo acusaciones cruzadas entre ambos sectores.
Mientras los macristas y sus aliados radicales acusaban al peronismo de incumplir acuerdos parlamentarios; los del Frente para la Victoria enrostraban a los oficialistas de ocultar problemas internos y no querer aprobar los DNU para que salgan por sanción de hecho.

Así, a lo largo de las casi dos horas de reunión, se escuchó a la diputada kirchnerista Juliana Di Tullio proponer al senador radical Luis Naidenoff para presidir la comisión e incluso dijo que la secretaría era para el diputado del Frente Renovador Raúl Pérez; mientras el senador radical Angel Rozas acusaba al peronismo de no haber cumplido acuerdos parlamentarios, que no aclaró.
Sin embargo, por abajo algunos radicales dicen que el acuerdo había sido tejido entre el jefe del bloque de senadores del FPV, Miguel Pichetto, y su par del PRO, Federico Pinedo, y la presidente de la Cámara, Gabriela Michetti, por la cual el radical Naidenoff se quedaría dos años al frente de la bicameral a cambio de la presidencia de la Comisión de Acuerdos del Senado para el peronista salteño Rodolfo Urtubey, por el mismo período.
Pero los peronistas desestiman ese entendimiento, dado que por sí sólo el FPV cuenta con mayoría suficiente para presidir todas las comisiones asesoras de la Cámara Alta.
El tema es que el debate apenas se inició se empantanó porque no se pudo nombrar a las autoridades de la bicameral, y mientras el macrismo y el radicalismo pedían levantar la sesión, el peronismo levantó la apuesta y comenzó a firmar un dictamen en rechazo del único DNU 13/2015 que modifica la ley de ministerios.
La ultrakirchnerista Diana Conti hasta cuestionó que la sesión, pese a que la comisión contó con asistencia completa, sea manejada por el secretario Parlamentario del Cuerpo, el radical Pedro Tunessi, en lugar de un legislador y le enrostró a oficialista y aliados de "estar en la ilegalidad" por la forma en que se conducía la reunión.
El radical Naidenoff, en tanto, recordaba, igual que el macrista Pablo Tonelli, que el dictamen del peronismo no podía firmarse porque el DNU no estaba en el orden del día de la reunión, que había sido convocada para constituirse y elegir autoridades.
En los hechos, los números dan un empate: el Frente para la Victoria cuenta con ocho legisladores en la comisión (los diputados Marcos Cleri, Conti y Di Tullio; y los senadores Juan Manuel Abal Medina, Juan Irrazábal, Anabel Fernández Sagasti, Juan Mario Pais y Graciela De la Rosa); los radicales contabilizan a los senadores Naidenoff, Rozas, y los diputados Mario Negri y Luis Petri; el PRO a los diputados Tonelli y Nicolás Massot; el diputado renovador Pérez; y ellos se suma la senadora del peronismo disidente Liliana Negre.