Gustavo Menéndez aseguró por Radio 10 que el Municipio tiene "una deuda de 300 mil pesos" y que cuando asumió se encontró con que "había gente que hacía años no iba a trabajar".
El intendente de Merlo, Gustavo Menéndez, aseguró que "nunca más habrá un ñoqui" en la Municipalidad y confirmó que cuando asumió se encontró con "una deuda de 300 mil pesos".

En declaraciones a Radio 10, el jefe comunal confirmó que hace días decretó "la emergencia económica y administrativa" ya que cuando asumió encontró "cero pesos en la caja".

Embed
"Había empleados que no habían cobrado el sueldo de noviembre y esa situación ya la hemos resuelto. Decidimos no pagarles a los empleados políticos para pagarle a los que van a trabajar todos los días", agregó Menéndez.

De esta manera, se quejó de la administración de Raúl Othacehé y dijo que "había gente que hacía años que no iban a trabajar al Municipio y que cobraban cerca de 18 mil pesos".