Se trata de una ilusión óptica en la que hay que mirar el punto verde que titila en el medio. Poco a poco los amarillos desaparecerán de la pantalla. Para que funcione hay que estar relativamente cerca del monitor.

puntos amarillos