La ex pareja del Diez y madre de su hijo contó cómo fue el acercamiento que ambos tuvieron en la casa de Devoto, días antes de las Fiestas.

Mientras se encontraba en Mar del Plata, donde se prepara para debutar en la temporada teatral, Verónica Ojeda tuvo que volver de urgencia a Capital Federal debido a la llegada de Diego Maradona y Rocío Oliva y las intenciones del Diez de encontrarse con su hijo, Dieguito Fernando.

Padre e hijo se reencontraron en la casa de Devoto, donde el ex jugador decidió pasar las Fiestas junto a su familia, razón por la cual mandó a acondicionar la mansión donde antes vivía su padre, Don Diego.

Sin embargo, no todo fue amor y paz: Ojeda aseguró que Oliva se encargó de avisarle a los medios sobre el encuentro para que el momento sea mediatizado.


Seguí leyendo más en RatingCero.com