Gremio de Brasil se manifestó en contra de que la Conmebol amnistíe a Boca Juniors de la sanción que le impuso de cuatro cotejos como local a puertas cerradas en partidos por certámenes que realiza el citado organismo, a causa de los incidentes ante River por los octavos de final de la Copa Libertadores 2015.
"Es increíble, los reglamentos deben cumplirse y esa amnistía beneficiaría a sólo un club entre todos los participantes de la Copa. No hay motivos para dejar sin efecto la sanción y representaría la impunidad en el fútbol", manifestó Romildo Bolzan Jr, presidente de Gremio.

Los incidentes en La Bombonera sucedieron el 14 de mayo último cuando un grupo de hinchas boquenses le arrojó gas pimienta a varios jugadores de River a la salida de la manga de protección cuando iban a jugar el segundo tiempo del cotejo que estaba igualado sin goles.

La Conmebol sancionó a Boca con cuatro partidos internacionales jugando como local sin público, tampoco podrá vender entradas en sus primeros cuatro encuentros como visitante y recibió una multa de 200 mil dólares, pero el presidente del organismo, el uruguayo Wilmar Valdez admitió en los días pasados que el equipo argentino podría recibir una amnistía.

"Si le quitan la sanción a Boca se abre un antecedente muy peligroso. Si esto sucede, la Copa Libertadores ya comienza bajo sospecha", afirmó el presidente de Gremio, señaló Globo Sporte.

Tras el sorteo realizado en la sede de la Conmebol, en Luque, Paraguay, Boca integrará el Grupo 3 junto a Bolívar (Bolivia), Deportivo Cali (Colombia) y Puebla (México) o Racing Club, mientras que Gremio jugará en el Grupo 6 junto a San Lorenzo, Liga de Quito (Ecuador) y Huracán o Caracas (Venezuela).