Nicolás egresó de la UBA y, como es habitual, su grupo de amigos lo recibió con huevos, harina, aceite, vinagre, yerba y salsa de tomates. Ahora la Nochebuena la pasará con conjuntivitis.

agresion arquitecto
Nicolás, 28 años, se recibió de arquitecto ayer a la madrugada en Ciudad Universitaria y, como es costumbre, su mamá, su novia, sus amigos de toda la vida y sus compañeros de trabajo lo fueron a saludar y le tiraron encima todo tipo de productos: huevos, harina, aceite, vinagre, yerba y salsa de tomates, entre otras cosas.

Sin embargo, toda la suciedad no salió luego de un extenso baño sino que algo le quedó en los ojos, lo que le imposibilitó dormir con normalidad. En la mañana de este miércoles, tras la interminable noche, fue a la guardia donde le limpiaron todo el ojo y le dieron gotas por una semana.

Pero a media mañana, el ojo le seguía molestando, por lo que volvió al hospital y le dijeron que tenía conjuntivitis. De esta forma, se quedó sin el festejo de este miércoles con sus amigos y pasará las fiestas en reposo.

¿Qué dirían los alumnos de Ciencias Económicas de la UBA que proponen festejos responsables y un "cambio cultural respecto de la forma de festejar a la hora de egresarse"?