El Gobierno nacional modificó la reglamentación a través del decreto 226. La diputada podrá presidir el organismo pese a que no es abogada, sino licenciada en Ciencia Política.
El Gobierno nacional modificó este miércoles por decreto la reglamentación de la Oficina Anticorrupción para permitir que la diputada Laura Alonso (PRO) asuma al frente del organismo, pese a que no es abogada, sino licenciada en Ciencia Política.
Según el decreto 226, publicado este miércoles en el Boletín Oficial, "resulta conveniente modificar la organización de la Oficina Anticorrupción, estableciéndose que la conducción, representación y administración de la misma será ejercida por un Secretario de Ética Pública Transparencia y Lucha contra la Corrupción, con rango y jerarquía de secretario quien será designado y podrá ser removido por el Poder Ejecutivo".
Señala que tal secretario "deberá poseer título universitario, sólida formación académica, antecedentes profesionales calificados en derecho, ciencias sociales o economía y una reconocida trayectoria democrática y republicana", de modo se eliminó la exclusividad de ser abogado para conducir la ahora ex OA.
El 25 de noviembre pasado, tres días después de que el presidente Mauricio Macri le ganara el balotaje al postulante del Frente para la Victoria, Daniel Scioli, se informó que Alonso sería la nueva Fiscal de Control Administrativo de la Oficina Anticorrupción (OA), cargo que ahora se convierte en Secretario de Ética Pública Transparencia y Lucha contra la Corrupción.
"Hablamos con el presidente electo y me ofreció ser la titular de la OA y he aceptado sabiendo la responsabilidad que esto conlleva", había señalado Alonso, integrante de la ONG Poder Ciudadano, en la que trabaja desde hace años "en pos de la transparencia y en políticas anticorrupción", afirmó.