El Gobierno dispuso este miércoles la emisión de un bono por hasta 5 mil millones de dólares, a un año de plazo y con una tasa de interés anual del 6%, para afrontar la deuda del Estado con los importadores.
Lo hizo a través de una resolución conjunta de las Secretarías de Hacienda y Finanzas, publicada en el Boletín Oficial, que ya había sido anticipada por la Casa Rosada. Se trata de los "Bonos de la Nación Argentina en Dólares Estadounidenses 6%" (BONAR USD 2016), que tendrá las siguientes condiciones financieras:

-- Fecha de emisión: 29 de diciembre de 2015.
-- Fecha de vencimiento: 29 de diciembre de 2016.
-- Moneda de denominación y pago: Dólares Estadounidenses.
-- Moneda de suscripción: Pesos, conforme el precio determinado en la licitación.
-- Amortización: A partir del 29 de mayo de 2016, amortizará mensualmente en 8 cuotas iguales y consecutivas del 12,50% cada una.
-- Interés: devengará una tasa del 6% nominal anual. Los intereses serán pagaderos mensualmente junto con el capital, los 29 de cada mes a partir del 29 mayo de 2016, y serán calculados sobre la base de los días efectivamente transcurridos y un año de 365 días.
-- Colocación: el precio de colocación en pesos será definido mediante Licitación Pública, de la que solo podrán participar los importadores con deudas que correspondan a despachos oficializados a partir del 1 de julio de 2010, no ingresados por solicitud particular o Courier.
-- Negociación: El Bono será acreditado en las cuentas de los importadores suscriptores y será intransferible hasta el 14 de enero de 2016 inclusive; a partir del 15 de enero de 2016 el Bono será transferible y se solicitará su cotización en el Mercado Abierto Electrónico y en bolsas y mercados de valores del país.

A través de la Resolución, el Gobierno estableció que las entidades financieras "deberán verificar que los importadores que resulten adjudicatarios del título registren en el Sistema de Seguimiento de Pagos de Importaciones del Banco Central la reducción de las obligaciones con el exterior".

El Poder Ejecutivo justificó esta emisión al señalar que "en el marco del proceso de normalización de la economía y a los fines de atender el stock de la deuda comercial en concepto de operaciones concertadas pero no liquidadas, se considera conveniente proceder a la emisión de un nuevo instrumento de deuda pública".