Se trata de Benny, quien estaba en un refugio de Estados Unidos. Primero estaba tranquilo viendo qué era lo que pasaba, pero cuando notó qué es lo que estaba pasando no podía estar más feliz.


perro adopción