Francisco encabeza desde el Vaticano la bendición Urbi et orbi para celebrar el nacimiento de Jesús.



Embed