Verónica Gutiérrez dio a luz el jueves a su séptimo hijo varón y quiere que Mauricio Macri sea el padrino, como lo establece la ley de padrinazgo presidencial.
Josué nació a las 13:50 en la Clínica del Valle, pesó 3.170 Kg y será recibido en su casa de Comodoro Rivadavia por Maximiliano, Lautaro, Nehemias, Elias, Isaias y Joel, sus hermanos.

Su padre Rodrigo, aseguró al diario El Patagónico, que "sería un honor tener al Presidente como padrino" y agradeció al equipo médico que asistió a su mujer durante el parto.

La tradición de que el séptimo hijo varón sea ahijado del presidente o presidenta existe desde 1907 y ahora también se extendió a la séptima hija mujer, haciendo efectivo cumplimiento del decreto 1416/09.