El crack portugués, de vacaciones en Miami, fue a ver al equipo de basquet de la ciudad. La mascota del equipo lo reconoció, le pidió una foto y hasta se animó a más. Mirá el video.


Embed